Entramos al último día completo en Japón, ya mañana nos toca el regreso, mas allá de algo programado por la mañana. La tristeza ya nos invade de solo pensarlo, pero no nos podemos relajar, todavía nos falta un día y medio y hay que aprovecharlo. Nuestro destino de la fecha Harajuku y aledaños. Primero pasamos por nuestro segundo hogar, el sturbucks

Harajuku es una área que forma parte del distrito de Shibuya (Tokyo) . Es una conocida zona de compras de ropa y complementos especialmente orientada para los jóvenes, pero también cuenta con uno de los templos mas espectaculares de Tokyo así como de un gran parque. Al tener tantos cosas para hacer (parque, templo, compras,etc.) es uno de los lugares mas frecuentados de Tokyo por sus habitantes, sobre todo los domingos donde es un hormiguero de gente.

En el puente de la estacion se reunen Cosplayers mayormente chicas. Que es lo que mas quería ver Chesca. Lamentablemente este domingo estaba tan abarrotado de gente que nos fue bastante difícil encontrarlos, ya por la tarde vimos algun grupo en el parque mismo, con lo que Chesca se sacó las ganas, aunque no pudo pasear con su Cosplay.

Templo Meiji Jingu

La marea de gente nos corrió para la derecha de la estación y encaramos para el lado del parque antiguo en busca del templo Meiji Jingu. El Santuario Meiji está situado en un bosque que cubre un área de 700.000 m² (unos 175 acres). Esta zona está cubierta por un frondoso bosque que suma 120.000 árboles de 365 diferentes especies, que fueron donados por el pueblo de todo Japón cuando se construyó el santuario. El bosque es muy frecuentado como zona de recreo y tranquilidad en el centro de Tokio.

El Santuario per se está compuesto por dos zonas principales:
Naien
El Naien es el recinto interior, que se centra en los edificios del santuario e incluye un museo del tesoro que contiene pertenencias del Emperador y la Emperatriz. El museo del tesoro está construido en el estilo Azekurazukuri.

Gaien
El Gaien es el recinto exterior, que incluye el Memorial Gallery Meiji que alberga una colección de 80 grandes murales ilustrativos de los sucesos en la vida del emperador y su esposa. También incluye una variedad de recintos deportivos, incluyendo el Estadio Nacional, y es reconocido como el epicentro deportivo en Japón./p>

Los domingos en este templo y sobre todo en este parque se ven los mas tradicionales trajes del Japón en las mas aristócraticas mujeres. Antes de llegar al templo hicimos una paradita en la casa Mori dentro del parque donde conseguimos los souvenires mas bonitos de Tokyo, para recomendar.

Llegando a la zona del templo propiamente dicho se ve un gran muro de b.arriles de sake envuelto en paja. Durante la era de Meiji, el emperador Meiji, cuya divina alma se consagra aquí en Meiji Jinju lideró el crecimiento industrial y la modernización de Japón mediante el fomento de diversas industrias y apoyar el desarrollo tecnológico. Debido a su gracia y virtud, el emperador Meiji y su esposa, la emperatriz Shoken, la amada madre de nuestra nación cuya alma está también consagrada aquí, se llevan a cabo en la más alta estima de los japoneses.

Estos barriles de sake se ofrecen cada año a los dioses venerados por los miembros del Meiji Jinju Zenkoku Shuzo Keishinkai (Meiji Jingu Nationwide Sake Brewers Association), incluyendo el Kotokai.Tambien vemos un impresionante muro de barriles de vino donados por viñedos de Bourgonge Francia por iniciativa de Mr Yasuhiko Sata encomendado por la casa de Borgoña en Tokyo

En la entrada al camino final al templo se encuentra la gran Tori que es la mas grande Tori de madera de estilo Myojin en Japón.Reconstruida y dedicada por un benefactor piadoso en diciembre 23 de 1975 y modelado en forma y tamaño exacto al original construido en 1920, El material usado es madera de Hinoki (cipress japones) de 1500 años de antiguedad de Tandai San Taiwan.

Al cruzar el último Tori vemos a la izquierda el Temizuya Sur.El Temizuya es la fuente para lavar las manos y la boca antes de entrar en el área del santuario interior. El procedimiento de purificación es bastante simple; Hay que tomar el cucharón de la fuente con la mano derecha, recoger agua y la vertis sobre la mano izquierda dejando que caiga en la base de la fuente. Repetir el mismo proceso con la otra mano. Volves a tpomar agua con el brazo derecho y recoges el agua con la mano izquierda, la llevas a la boca y sin tragar la escupís en la base de la fuente (dentro seria un poco ordinario). Ahora que estas purificados solo queda acercarse al altar hacer dos reverencias mirando hacia el altar, realizar la oración y hacer otra reverencia mas.

En frente del Temizuya se encuentra el Haraesha, que es el salón de purificaciones. Dos veces al año, en el último día de junio y el último día de diciembre, una gran ceremonia de purificación se lleva a cabo en la sala de Haraesha, la sala de purificación.

Ya en el patio principal se ve la sala de rezos con vista al interior del templo. No se permiten fotos, sacamos una rapidita antes que me rete la seguridad. Una oración normal como lo hacen los nipones es soltar unas cuantas monedas (mientras mas monedas mas rápido llegará la dicha) en la caja de las ofrendas, inclinando la cabeza dos veces, luego aplaudiendo dos veces y luego inclinandose una vez mas (todo eso despues del rezo).

Mi gran casamiento Japones

En el templo, de casualidad, pudimos asistir a una boda japonesa celebrada al estilo tradicional. ¡Es todo un espectáculo! Hasta los invitados van ataviados con ropa tradicional. El fotógrafo estuvo más de media hora poniendo a los invitados bien colocados para hacer la foto. Luego cruzan todo el templo en lenta procesión, uno detrás de otro, y los guardias “detienen el tráfico” de personas, dando prioridad a la comitiva matrimonial.

Esta procesión es parte de la ceremonia de la boda sintoísta. Una típica procesión está encabezada por dos sacerdotes y dos doncellas, seguido por la pareja bajo un paraguas rojo y, finalmente, la familia y los amigos. Durante la ceremonia, la pareja comparte tres copas de vino de arroz sagrado. Un sacerdote recita liturgia sintoísta, y una doncella del santuario realiza una danza sagrada. La ceremonia termina con otra procesión solemne.

Takeshita Dori o la calle de las tribus

Volvimos del templo y desde la estación de Harajuku nos volvió a pasar una esas cosas que pintan a los japoneses de cuerpo entero. Al llegar a la estación nos encontramos con una marea humana de gente tratando de ir hacia el parque y nosotros que queríamos ir hacia el otro lado a la calle Takeshita dori. En una de esas aparece desde esa marea que avanzaba apretujadamente un señor nipon de unos 50 años. Nos ve que estamos mirando un mapa en un cartel tratando de ver donde quedaba la calle Takeshita, se acerca y nos pregunta a donde queríamos ir, le decimos y en vez de indicarnos como ir, giró sobre sus talones y con un gesto nos indicó que lo siguieramos. Encaró rauda la marea de gente que venia en sentido contrario hacia el parque y la cruzó como pudo con nosotros atras siguiendolo. Pasada la ola de gente siguó con nosotros caminando y conversando en un ingles bien nipon de argentina y otras yerbas que el conocía.Caminamos varias cuadras hasta que llegamos a la entrada de Takeshita Dori, nos saludó reverencialmente y se dió vuelta nuevamente en sus talones y encaró a la marea humana para volver a ir a su destino al parque....que bárbaro no?

Takeshita Dori (Takeshita street) es una calle peatonal en el centro de Harajuku la cual se ha convertido en el símbolo de esta zona de Tokyo así como el lugar donde nacen muchas de las tendencias en moda en Japón. Los domingos, dia que fuimos, es impresionante la cantidad de gente que se junta, pero aunque parezca mentira, la podes recorrer tranquilo porque la gente no te empuja ni se amontona mas de lo necesario...el respeto ante todo.

Si bien Shibuya seria la moda mas comercial, en Harajuku se rige por las tendencias de moda entre las tribu urbanas y las tendencias mas juveniles. Algunas de estas tribus urbanas tienen una gran presencia en la zona como las Lolitas, Gothic Lolitas, Goticos, Punks… y hay muchas tiendas dedicadas a estos estilos.

Omotesando Dori o la calle del glamour

Al final de Takeshita Dori se puede acceder a Meiji Dori. Por esta se llega al cruce con la calle mas famosa de Shibuya, Omotesando Dori. Un hallazgo!!!! Por la Meiji Dori justo antes del cruce con Omotesando Dori que encontramos? Siii la tienda de Martin Churba....Tramando! Un Argento en Tokyo! Por la zona tambien vimos un camión que hacia propaganda de la pelicula El Anillo 3, en 3D, que se estrenaba esa semana en Tokyo, buenísimo el camión!!!

En pocas cuadras llegamos al cruce de Meiji y Omotesando y comenzamos desandar las cuadras de esta exclusiva calle de Shibuya.Omotesando es un poco como los Campos Elíseos de Tokio. Esta es una gran avenida bordeada de tiendas chic y modernas situada en Aoyama, un barrio de moda de Tokio. No sólo esta avenida es muy bonita, amplia y con árboles alineados, sino que es el lugar perfecto para ver a los jóvenes a la moda de Tokio.

En el 2006, de la mano del arquitecto Tadao Ando, se terminó el enorme proyecto de regeneración urbana Omotesando Hills, en Tokio, un conjunto mixto que consta de 130 tiendas y 38 departamentos de vivienda (Dicho sea de paso, no hay ninguna colina aquí, como no la hay en Roppongi Hills. Es sólo una forma chic que tienen los japoneses para llamar a sus centros comerciales, en alusión a Beverly Hills).

El concepto es en realidad simple. En un lote triangular, una rampa de 700 m de largo, llamada Spiral Slope va ascendiendo 6 niveles, en torno a un gran atrio de proporciones alargadas y monumentales, iluminado naturalmente por un lucernario.
De esta forma, se tiene un contacto visual y panorámico con todas las tiendas. En un extremo, un ascensor permite una conexión rápida entre los niveles.

Es fácil caer en el cómodo papel de criticar a Ando. Pienso que este ha sido uno de esos proyectos polémicos en los que siempre hay alguien que lo criticará, en donde se está en contra o a favor del progreso o la preservación, y Ando ha hecho lo posible por tratar de responder a ambos dentro de un contexto moderno, evidentemente sufriendo las presiones económicas de la constructora Mori. Sin embargo, lo cierto es que Omotesando Hills, especialmente si se lo compara con el Time's I & II, no deja de ser un mall, muy sofisticado y algo culturoso, pero al fin y al cabo un mall. fuente: Mi moleskine

Seguimos caminando por Omotesando hasta el final dondeal cruzar Aoyama Dori llegamos a la famosisima tienda de Prada. Las firmas más importantes de moda se han dado cuenta de q una buena tienda es una forma de promoción, y en las principales ciudades del mundo como por ejemplo Tokio, se están gastando mucho dinero en realizar proyectos de famosos arquitectos para sobresalir entre sus rivales.

La tienda diseñada por los suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron aparece como una elemento escultórico en medio de la trama compacta de la zona. El edificio es como un gran mostrador que abre la tienda a la ciudad, con una forma muy llamativa compuesta por rombos acristalados alternando entre planos, cóncavos y convexos dando una sensación de movimiento.

Se trata de un volumen irregular, sus 6 pisos han sido trabajados de manera que el volumen no parezca tan alto, y también para cumplir con las regulaciones de altura que la planificación tokioíta impone en esta zona. Para ello se han rebajado algunas de sus esquinas, por lo que la percepción de la forma volumétrica varía desde la ubicación del usuario.

Al aproximarnos durante el día, la forma destaca dentro del perfil urbano, compuesto de cajas de concreto y algunas excentricidades de otros arquitectos. La forma de Prada, con su vidrio verdoso facetado, parece una especie de esmeralda, un edificio más bien tallado que construido.

Yoyogui Park un mundo dentro del mundo

Y ahora nos volvimos para el lado del parque pero a la zona donde se juntan los tokyotas en masa, el Yoyogui Park. Yoyogi es el parque más animado de Tokio y el segundo más grande de la ciudad, sólo atrás de los Jardines Imperiales. Pero en cuanto a su carácter público, si es la máxima extensión verde en esta urbe. Por lo tanto, es un refugio natural para los millones de trabajadores que acuden a él, para desayunar, comer o tomar un momento de reposo antes de volver a sus obligaciones laborales. Se trata de un parque que ha pasado por diversos usos, desde lugar de residencia de militares estadounidenses (razón por la cual fue conocido como Washington Heights), hasta Villa Olímpica durante los Juegos Olímpicos de 1964.

El Parque Yoyogi es el lugar elegido por los rockabillys tokiotas para bailar y seducir a los cientos de visitantes que observan atónitos cada movimiento. Cazadoras de cuero, botas desgastadas y arquitectónicos tupés definen a esta tribu urbana. Los rockabillys se suelen situar los domingos en la entrada del parque más cercana al puente Jingu-bashi (junto a la estación de JR Harajuku).

El estilo rockabilly apareció por primera vez en Japón en 1958, cuando miles de adolescentes, fuertemente influenciados por el nuevo "rockabilly" la música que había barrido los EE.UU., formaron una tribu llamada "rokabiri-bumu" (boom rockabilly), el primer movimiento de la cultura popular de Japón después de la ocupación. La influencia de este género musical y sus seguidores fanáticos duró poco con la decadencia de la década de 1960, pero a fines de 1970 y principios de 1980,el rockabilly gozó de un renacimiento importante con la reaparición de su popularidad en las calles de Harajuku.

Harajuku se había convertido en una meca para los jóvenes y la moda joven y vio como grupos de adolescentes , paseando por las calles vestidos con ropas chillonas y bailando con música portátil. Dentro de este paisaje multicultural, la nostalgia los años cincuenta fue resucitada y el rockabilly recuperó sus reliquias de una época pasada. Los rockabillys, los precursores de las tribus urbanas , junto a la nueva ola de lolitas góticas y cosplayers han estado entreteniendo a los espectadores en Yoyogi Park desde entonces.

Y para terminar nos fuimos de regreso a Omotesando a merendar en un bar muy chic donde las chicas comieron ttorta y té. De regreso, como había mucha gente nos tomamos el metro hasta la estación Shibuya, aprovechamos para pasear por la zona, hacer unas compras en 109 y Forever 21, y le dimos una mirada al cruce emblemático de Shibuya, ahora si, a pleno de gente.....realmente impresionante. Esta vez el Cruce de Shibuya eran cientos de personas cruzando todas al mismo tiempo, ya que el semáforo abre para el peaton de las cuatro calles juntas a la vez.

Comentarios 0

Sirvase dejar un comentario

El comentario será moderado antes de ser publicado

Formulario de contacto


 
www.000webhost.com