Finalmente despues de un par de días a todo Tokyo bajo la llovizna nos toca movernos hacia la maravillosa, milenaria y tradicional región de Kansai. Para ello teníamos reservado boletos con el Japan Rail Pass en el tren bala, llamado shinkansen "nueva linea troncal" es la traducción literal, desde Tokyo a la ciudad de Kyoto.

La línea de Shinkansen que va hacia la región de Kansai es la Tōkaidō Shinkansen, que tiene 3 tipos de trenes de alta velocidad, según paren en mas o menos paradas del recorrido. El Nozomi es el mas rápido por ser el que menos paradas hace ( No está incluido en el Japan Rail Pass) lo sigue el Hiraki que para en mas paradas ( este está incluido en el JRP) y el Kodama ( para en todas las estaciones y está incluido en el JRP). Nosotros usamos el Hiraki que a una velocidad máxima de 270 km/h nos depositó en Kyoto en 3 horas aprox.

Realmente viajar en uno de estos trenes de alta velocidad es una experiencia que todos deberían poder disfrutar al menos una vez en la vida. La calidad del servicio, con azafata incluida, baños hiperlimpios, asientos cómodos y con la sensación de que uno no está en movimiento a pesar de ir a 270 km por hora es indescriptible. En el trayecto tuvimos la suerte de poder hacer una hermosas fotos del Monte Fuji ya que el cielo despejado y clarísimo nos regala dicha postal.

Llegamos a la fabulosa Kyoto

Ya llegar a Kyoto es toda una experiencia increíble. La estación de trenes de Kyoto es una obra de arquitectura en sí misma que ya veremos en una entrada posterior en la que le dedicamos unas horas a recorrerla.

Apenas llegamos encaramos a pasear desde la estación hasta llegar al primer lugar donde nos hospedaríamos, el Hostel k´s House Kyoto. Este hostel es una excelente opción si se busca alojamiento barato y con buenos servicios. Como era de esperarse estaba lleno de turistas de distintas nacionalidades, sobre todo europeos. El lugar es mas que agradable, tiene un salón de actividades donde se puede leer, jugar algun juego de mesa, usar las computadoras con internet, usar la cocina comunitaria y charlar. El baño es tambien comunitario siendo mas que limpio y agradable. El ambiente es de 10 puntos, la única contra es que las habitaciones son bien pequeñas, algo ya contado en Japón. Otra ventaja es que está a 10 cuadras a pie de la estación, a 10 cuadras a pie del comienzo de la ruta de los templos del Sur de Higashiyama y a 4 cuadras del subte.

Ya en el hostel dejamos bártulos, nos pusimos cómodos como para empezar a caminar y salimos a almorzar y a hacer la agenda que teníamos programada para esta media jornada en este lugar que parece que el tiempo no ha pasado y que estuvieramos cientos de años atras.

Primera parada Museon Internacional de Manga

A pedido de la quinceañera, la primer parada de este día sería en el Museo Internacional de Manga, por eso nos subimos al subte Kyotota, mucho mas tranquilo que su hermano mayor tokyota. En breves 15 minutos llegamos a destino.

Abierto desde el año 2006 en pleno centro de la milenaria ciudad japonesa, este museo nació como fruto de una colaboración entre la ciudad de Kioto y la Universidad Privada Seika, que es la pionera en los estudios de manga en Japón y principal impulsora de la Nihon Manga Gakkai (Sociedad Japonesa de Estudios sobre Cómics).

Las instalaciones del museo aprovechan la estructura de una antigua escuela de primaria, aunque por supuesto todo está perfectamente acondicionado y convertido en un fantástico museo de primerísima calidad, Aparte de tener una superficie bestial, el museo está concebido como un lugar de diversión en el que se trata al manga como lo que es: no solamente arte de vitrina, sino como un lugar en el que disfrutar de la lectura de manga. 

Hay disponibles para su lectura cientos de miles de tomos, dispuestos en estanterías a lo largo de todos los pasillos y estancias; mangas sobre todo donados por particulares (destaca una colección de más de 40.000 tomos donados por una kashihon’ya –tienda de manga de alquiler- que cerró en Tokio en 2005) que cualquier visitante puede tomar de la estantería y ponerse a leer en cualquier rincón, incluso en el patio que, tapizado por una hermosa extensión de césped artificial, se convierte en un lugar ideal para leer y tomar el sol en primavera, verano y otoño.

Nosotros tuvimos la suerte de que justo el dia de nuestra visita había un encuentro Otaku en el museo que le dío un gran valor agregado, sobre todo para Chesca que pertenece a esta tribu urbana en Buenos Aires, con lo que pudo sacar fotos, comparar y llevarse el premio de ver un encuentro Otaku en el Museo de Manga de Kyoto.

Segunda parada El castillo de Nijo

Con la merienda terminada en el museo, arrancamos para nuestro nuevo destino que se encontraba a unas 10 cuadras de distancia, el castillo de Nijo. En 1601 Tokugawa Ieyasu, el fundador del shogunato Tokugawa ordenó a todos los señores feudales a que contribuyeran con las construcción del castillo Nijō. La construcción fue terminada durante el reinado de Tokugawa Iemitsu en 1626. Fue construido como la residencia en Kioto de los shogunes Tokugawa. Durante el shogunato Tokugawa la capital del país fue Edo, pero Kioto era donde se ubicaba la Corte Imperial.

Los más de 3000 metros cuadrados del Castillo Nijo constan de cinco edificios conectados pero separados e independientes que muestran la verdadera tradición japonesa. Está construido casi en su totalidad de madera de ciprés. La decoración incluye la hoja de oro y tallas de madera elaborada con tal detalle que impresiona y muestra el poder y la riqueza de los miembros de la dinastía Shogun. Las puertas corredizas y las paredes de cada habitación están decoradas con murales y pinturas de artistas de la milenaria escuela de Kano.

El castillo es un excelente ejemplo de control social y esto se manifiesta en el espacio arquitectónico. En su época. los visitantes de bajo rango fueron recibidos en las regiones exteriores de la Ninomaru, mientras que los visitantes de alto rango fueron hospedados en las cámaras interiores donde muy sutilmente se les daba la importancia que debían tener.

En lugar de tratar de ocultar las entradas a las habitaciones para los guardaespaldas (como se hizo en muchos castillos), el castillo de Nijo se diseñó para mostrar de manera prominente todas las recámaras y demás instalaciones de la estructura.

El edificio alberga varias salas diferentes de recepción, oficinas y las viviendas de los Shogun, donde se permitían sólo asistentes femeninas. Para proteger a los ocupantes de los ataques furtivos y los asesinos, los constructores formaron los pasillos de manera tal que rechinan como los pájaros cuando alguien camina sobre ellos, dando así una alerta de cualquier intruso desprevenido con esta “alarma” arcaica. Este sistema de alarma fue conocido como Uguisu-bari. Uguisu quiere decir ruiseñor en japonés. Siempre que se anda por este suelo se puede escuchar el sonido ,como el canto del ruiseñor de Japón en el medio del silencio absoluto, que se produce al pisar las tablas del suelo unidas con clavos.

Un paseo nocturno por Ponto cho

Para terminar con este ajetreadísimo primer día en Kyoto decidimos rumbear para la zona del Rio Kamo y el barrio de Ponto Cho, lugar donde la noche tokyota se hace moderna para los jóvenes de esta milerania ciudad. Para ir, como en todo Japón, el subte. En la Tozai Line nos subimos en la estación Nijo y nos bajamos 4 paradas despues en la estación Sanyo Keihan. Ahi el canal del río Kamo nos regala varios hermosos bares que dan a su rivera. Tomamos algo en uno y pudimos vivir la fiebre juvenil y moderna de esta zona a diferencia del resto de Kyoto.

Un paseito por la calle Sanyo dori y aledaños para despues ir a conocer un mercadito de lo mas completo de Kyoto, el impresionante Shinkyogoku Shopping Street. Shinkyogoku Shopping Street tiene 500 mts de largo y en ella se puede conseguir desde peinetas y kimonos originales de geishas a precios exhorbitantes como souvenirs de los mas baratos. Es la2da mas antigua de Japón despues de la Nakamise de Tokyo, siendo fundada en el año 1872. En esa époza era famosa por sus numerosos servicios de artes escénicas que se alineaban en la arcada tales como salas y teatros de comedia espectáculo, casi como Broadway de Nueva York Posteriormente con la llegada del cine se transformó en complejos cinematográficos para, con la crisis del cine, pasar a ser una galeria comercial como la vimos hoy.

No sólo se encuentra las especialidades locales como dulces y encurtidos japoneses,sino tambien camisetas y Kimono que son opciones populares de regalos entre los turistas extranjeros.Shinkyogoku centro comercial es el lugar perfecto para encontrar ese recuerdo buscado, de hecho nosotros nos trajimos de ahí una muñequita de geisha preciosa para adornar casa.

 Por otra parte, también se puede encontrar un montón de restaurantes como bares de sushi, Unagi, soba, udon y otros restaurantes de cocina japonesa, comida occidental y cafés.Una serie de tiendas de ropa y tiendas de accesorios para la gente joven y varias tiendas especializadas en la venta gafas, navajas y espadas, cosméticos, etc.

Otro de los atractivos de la galería comercial Shinkyogoku son los 7 templos y santuarios 1 que se encuentran a lo largo de la tira.Cada templo y santuario tiene su propia historia y la historia fascinante que atrae a muchos visitantes de todo el mundo. 

Comentarios 0

Sirvase dejar un comentario

El comentario será moderado antes de ser publicado

Formulario de contacto


 
www.000webhost.com