Otro día en Alemania y el sol salió con fuerza en la preciosa München, aunque el frío se mantiene por la ola polar que se posó en esta zona desde hace unos días. La noche anterior evaluamos que hacer en este día, las opciones eran ir a Salzburgo, ir a Füsen al castillo del rey loco o terminar de recorrer München por la zona del Schloss Nymphenburg. Finalmente el cansancio de lo largo del día anterior hizo que nos levantáramos tarde por lo que las dos primeras opciones que ameritan viajar en tren por lo menos entre 2 y 3 horas, se dieran de baja y optáramos por seguir en München.

Despues del desayuno salimos del hotel hacia la calle ArnulftraBe a la misma parada de tranvía que tomamos el día anterior para ir al Alstadt pero en recorrido inverso. Puntualmente llegó el tranvía y nos subimos por la puerta delantera, la que permite subir con el cochecito abierto. El recorrido es por la misma calle ArnulftraBe, donde pudimos disfrutar de las típicas edificaciones bávaras. En Romanplatz el tranvía gira por NotburgastraBe donde nos bajamos en la parada Schloss Nymphenburg.

Pasamos por la puerta del restaurante Metzgerwirt, famoso por su ambiente y comida auténticamente bavara, para luego empezar a desandar el canal central del parque que nos adentra hasta el lugar que vinimos a buscar....El Schloss Nymphenburg.

El Palacio de Nymphenburg (Schloss Nymphenburg), uno de los palacios de estilo barroco más bellos de Europa, fue creciendo a partir de una villa de estilo italiano construida entre 1663 y 1664 para la Electora Enriqueta Adelaida a partir de un diseño de Agostino Barelli. Edificado para ser utilizado como residencia de verano de la familia Wittelsbach, los gobernantes de Baviera, el palacio fue dedicado a los placeres de la diosa Flora y sus ninfas, de ahí el nombre.

Con los años sufrió varias ampliaciones, entre ellas la construcción de cuatro pabellones diseñados por Joseph Effner, quien dirigió las obras desde 1715. Ubicados a un lado de la villa original, dichos pabellones estaban comunicados por galerías con arcos. Con inmensos jardines y una disposición muy particular, resulta especialmente notable el vestíbulo de piedra (Steinerner Saal) además de la llamada “Galería de bellezas”, donde se exhibe una colección de retratos de hermosas damas encargado por Ludwig I.

Para celebrar el nacimiento de su hijo y heredero Maximiliano II Emanuel, el príncipe elector Fernando María y su esposa Enriqueta Adelaida de Saboya encarga al arquitecto Agostino Barelli la construcción de su residencia de verano al oeste de Múnich; realizando el edificio en forma de cubo en 1664. El pabellón central fue terminado en 1675.

En 1701 el heredero de los ducados soberanos de Baviera, Maximiliano II Manuel, condujo una ampliación sistemática del palacio. Fueron agregados dos pabellones, uno al sur y el otro al norte del palacio de original de Barelli, realizados por Enrico Zuccalli y Giovanni Antonio Viscardi. Más tarde, la sección sur del palacio fue ampliado aún más para formar los establos. Para balancear, se agregó al norte una plantación de naranjos (Orangerie).

Finalmente, fue construido un gran círculo con mansiones barrocas (el Schlossrondell), bajo el gobierno del hijo de Maximiliano Manuel, el futuro emperador Carlos VII Alberto. Dos de sus siete hijos nacerían en el palacio, María Antonia (futura Electora de Sajonia) en 1724 y Ana María Josefa (futura marquesa de Baden-Baden) en 1734. Con la firma en julio de 1741 del Tratado de Nymphenburg, Carlos VII Alberto realizó una alianza con Francia y España en contra de Austria. Por largo tiempo, el palacio fue la residencia de verano de los gobernantes de Baviera. El rey Maximiliano I murió ahí en 1825, y su bisnieto, el rey Luis II nació ahí el año 1845. Aquí murió la Infanta Paz de Borbón en 1946 tras residir en él durante muchos años.

El parque del palacio de Nymphenburg es un testimonio de la conversión de un jardín barroco en un jardín de paisaje en un muy alto nivel artístico. Por ello, se introdujo en la lista de monumentos de la Oficina de Monumentos Históricos del Estado de Baviera para proteger su carácter de monumento en consecuencia y mantenerlo. A través de la jardinería y medidas de preservación histórica de la conservación y restauración de jardínes se a producido el efecto deseado y se ha preservado el contenido en sustancia original y su contenido artístico de calidad única.

El palacio, junto con su parque, es en la actualidad uno de los sitios más famosos de Múnich. El Steinerner Saal (Salón de Piedra), con frescos en el cielo de Johann Baptist Zimmermann y decoraciones de François de Cuvilliés, es un lugar impresionante.Todos los acabados de la sala, así como las lámparas, están bañados en oro. Haciendo las veces de un gran salón, ocupa más de tres pisos del pabellón central del palacio.

El Elector Maximiliano III mandó remodelar esta sala de bailes entre 1755-1757.Con la participación de François Cuvilliés, el pintor aleman Johann Baptist Zimmermann desarrolló aquí su última gran obra, un ciclo de frescos, rodeado de exuberante estilo rococó. El resultado fue uno de las más maduras creaciones del espacio monumental de finales del rococó cortesano en Baviera.

De padre yesero, Johann Baptiste Zimmerman nació en 1680 en Gaispoint. Decorador de iglesias, fue llamado a la corte de Baviera en 1720, y participó en la decoración de varios palacios (Schleissheim, Nymphenburg). Se encargó de toda la decoración de algunas de las mejores obras de su hermano Dominikus. Es muy interesante su capacidad de fundir estuco y fresco en una composición decorativa (iglesia de Santa María de la Asunción de Prien, santuarios de Steinhausen, Wies y Andechs, abadía benedictina de Ettal, etc.).

El edificio principal se divide en dos pabellones divididos por el Salón de Piedra, el pabellón norte y el pabellón sur. La galería norte era el acceso ceremonial al apartamento del elector Max Emanuel en el Pabellon Norte y en ella se pueden ver varias pinturas realizadas por Franz Joachim Beich sobre distintas vistas del castillo desde diferentes puntos.Por lo general el resto del ala norte está cerrada al público.

Ahora nos fuimos para el ala sur que es la que está casi totalmente habilitada al público.En las paredes laterales de la antesala sur cubierto de damasco rojo cuelga una pintura de gran formato que muestra la familia del elector incluiyendola en la mitología antigua (Stefano Catani a 1674). En ella se ve al elector Ferdinand Maria como el Rey Endymion y la electora Henriette Adelaide con los niños como la diosa Diana. En este lado tambien se puede ver la antecámara y escritorio del Elector Karl Theodor von Pfalz-Bayern quien encargó en 1795 después de su matrimonio con María Leopoldina de Austria las ampliaciones del ala este. El diseño estuvo a cargo del arquitecto de la corte Maximiliano de Verschaffelt. La sala central del ala sur sirvió de antesala para el gabinete de escribir y una sala de café.

Y ahora llegamos al lugar con mas historia y representatividad del Palacio el dormitorio de la reina , donde fue la sala de nacimiento del rey Ludwig II. El dormitorio de la reina Carolina se mantiene con el equipamento original. Sus muebles de caoba fueron construidos alrededor de 1815 en Munich. El nicho alcoba redondeado acomoda una cama doble. Durante el día es revestido de una manta. Conformada con muebles para niños y todo tipo de cosas personales Caroline dio a la habitación un carácter privado. En 1842 el príncipe heredero de Baviera Maximiliano (II) y Marie de Prusia se mudaron a Schloss Nymphenburg. El 25 de agosto de 1845, el día de San. Ludwig, l princesa dió a luz en esta sala al futuro heredero al trono. El niño fue llamado Ludwig - en honor a su abuelo, el rey Luis I, que nació en el mismo día. Al día siguiente fue bautizado en el Salón de Piedra.

El antiguo comedorcito del pabellón sur hoy alberga la 'Galería de Bellezas' del rey Luis I (reinó entre 1825 y 1848), con retratos de las favoritas de la corte pintados por Joseph Stieler. Entre 1827 y 1850 Stieler pintó 36 retratos, de los cuales uno (Luisa von Neubeck) se perdió. En 1861 Joseph Stieler agregó dos más, Carlotta von Breidbach-Bürresheim y Anna Greiner. Los más conocidos son, probablemente, la 'Schöne Münchnerin' Sedlmayr Helena, una joven muniquesa de 17 años hija de un zapatero, la bailarina Lola Montez, causa de la revolución en 1848 cuando Luis I se viera obligado a abdicar.

Saliendo por detrás del Palacio nos encontramos con el parque general del complejo.El palacio cuenta con un parque de aproximadamente 800 000 m² y en un principio tuvo un marcado estilo italiano (1671). Al ser ampliado y redecorado por Dominique Girard, discípulo de Le Nôtre, tomó un marcado estilo francés, para finalmente ser rediseñado a principios del siglo XIX por Friedrich Ludwig von Sckell en estilo inglés. Preservó los elementos principales de los jardines barrocos, como por ejemplo el gran parterre. El parque está cortado en dos por un canal a lo largo del eje que lleva desde el palacio hasta la cascada de mármol (decorado con figuras de piedra de dioses griegos) en el oeste. Hay dos lagos a ambos lados del canal. El Dörfchen (Pequeña aldea) fue creado bajo el reinado de Maximiliano III a semejanza de la Aldea de la Reina. El Salettl (1799) es una casa de campo con un pequeño jardín cercano a la antigua reserva de animales que servía como atracción para los hijos de Maximiliano IV. Sobre la parte trasera está el parque de las estatuas que comprende varias estatuas de diferentes deidades.

Las grandes fuentes del parque del palacio de Nymphenburg no sólo son las delicias de los visitantes. También son ejemplos significativos de la historia de la Tecnología Bávara. Las estaciones de bombeo de hierro fundido que alimentan las fuentes son de más de 200 años y ya estaban en el momento de comienzo de las obras maestras del palacio. En 1803, Joseph von Baader, uno de los diseñadores de ingeniería más importantes de su época, sustituyó el sistema de bombeo de Baviera de 1767, en el campo Brunnhaus, por una más potente de su invención. Es considerado el más antiguo, desde su construcción, sistema de bombeo en constante trabajo en Europa y es tambien considerado como un hito de la ingeniería.

El inmenso predio además, contiene cuatro palacios en miniatura, uno de los cuales – el Amalienburg- es considerado como uno de los más bonitos del país. Es imperdible la visita al Marstallmuseum, donde se aprecian pintorescos carruajes reales y elementos de equitación además de una extensa colección de porcelana Nymphenburg, desde 1747 a la década de los veinte. Lamentablemente en nuestra visita estaba cerrada la sala de carruajes.

Con la visita al Palacio de Nymphenburg terminada, comenzamos a desandar el camino paralelo al gran canal. Al llegar a NotburgerstraBe vimos una pequeña panadería con mesas que nos sirvió de alto en la huella y descanso reparador. El lugar, llamado Backspielhaus, es un café con sandwichería caliente y algun que otro plato para degustar. Linda panadería estilo muniqués donde pudimos disfrutar de unos ricos bagels antes de seguir viaje.

Con la panza llena volvimos a tomar el tranvia N16 pero esta vez en sentido hacia el hotel. Ahi Chesca, que se sentía mal, prefirió hacer siesta y nosotros volvimos a la ruta. La idea era terminar de recorrer el Alstadt en algunos rincones que ayer no vimos. Llegamos a Karlplatz, saludamos nuevamente al imponente Bayerisches Staatsministerium der Justiz. Del palacio de Justicia del estado Bávaro ya hablamos el primer día que visitamos la ciudad, pero no lo habíamos visto tan de cerca lo que impresiona.

Una cosa que vimos constantemente por todo Alemania y nos sorprendió fue la cantidad de cochecitos de Bebé de última generación, desde cochecitos colectivos para 6 chicos como cochecitos duales, que parecían una minihabitación para el gurrimín. Aprovechamos el sol y seguimos caminando, como ayer, por la Neuhauser StraBe viendo los locales de negocios con mas tranquilidad y detenimiento.

Una vez llegamos a Marienplatz decidimos el cambio de rumbo al día anterior. Subimos por la Sendlinger StraBe. En el cruce de Sendlinger StraBe y Fürstendelder StraBe está el Zara Home, la tienda española de decoración. Ya en la Sendlinger StraBe propiamente dicha lo primero que vemos es la Altes Hackerbraühaus. La historia de esta cervecería se remonta al siglo 15. La cervecería fue conocido como "Prew im Haggenviertel" hasta el siglo 18. El 16 de agosto de 1738, el cervecero Simon Hacker adquirió la fábrica de cerveza y le dio su nuevo nombre - "Hackerbräu" - la cervecería Hacker.

Unos metros mas allá nos encontramos con la Asamkirchne. St. Johann Nepomuk, más conocida como la Iglesia Asam (alemán: Asamkirche) fue construida desde 1733 hasta 1746 por los hermanos Egid Quirin Asam y Cosme Damian Asam como su iglesia privada. Debido a la resistencia de los ciudadanos a la prohibición de ingresar, los hermanos se vieron obligados a hacer de la iglesia una de acceso público. La iglesia es considerada como uno de los edificios más importantes del estilo Barroco tardío del sur de Alemania.

Al final de la calle nos encontramos con el punto que vinimos a buscar...La Sendlinger Tor. La Sendlinger Tor es una puerta de la ciudad en el extremo sur de la zona del casco antiguo de Múnich. Fue erigido en 1318 por Ludwig de Baviera como uno de las cuatro puertas de la ciudad que pertenece al segundo anillo de fortificaciones alrededor de la ciudad.Este anillo estaba a continuación del primero y fue realizado por rápida expansión de la ciudad por el comercio de sal.

La puerta, que fue restaurada entre 1972 y 1982, está flanqueada por dos torres medievales. En 1906, el original de tres arcos se sustituyó por el único arco de gran tamaño que se ve ahora. Forma parte de las tres puertas de las murallas medievales de Múnich , junto con Isartor y Karlstor, que no hay sido derrumbadas, las vimos en el día de ayer, y que marcan la historia de esta ciudad apasionante.

Volvimos por Oberanger hasta llegar a St. Jakobs Platz. Hasta el siglo19, situada en un terreno en el distrito de St Anger,Jakob Platz era un mercado donde prinipalmente se comercializaba seda y sal. Durante la 2da guerra mundial fue destruído y restauró en parte despues de la guerra Con el tiempo parte de la zona se transformó en un terreno baldío hasta que en el año 2003 se realizó un concurso para su rediseño. El proyecto ganador y que fue el que finalmente se hizo contempla una pavimentación completa de la plaza en ladrillo de granito generando lazos entre la modernidad del traventino de los edificios lindantes y las calles históricas del casco Antiguo. Entre las filas de bancos se dispersa una larga fuente granítica negra que da la impresión de un espacio que fluye a lo ancho. Pequeños Gleditschien plantados uniformemente dan sombra brillante en forma de paraguas.

En esta plaza se encuentra el Museo Judio de Munich ocupando una moderna construcción con un peculiar aspecto que evoca el Muro de las Lamentaciones. El Museo Judío de Múnich (Jüdisches Museum München) fue fundado para transmitir la historia, la cultura y el arte judíos desde el pasado hasta el presente evitando de todas las maneras posibles hacer referencia al holocausto y las consecuencias para los judios en Munich.

Ahi nomas a pasitos de la Jakobs platz sobre la peatonal Sebastianplatz, casi llegando a Prälat-Zist-StraBe aparecen varios barcitos para tomar algo en un ambiente maravillosamente muniques. La pizzeria Grano, Baricentro, Dean&David y Yum2take son algunos de los lugares donde degustar algo al sol.

Ahi mismo está el München Stadtmuseum (alemán: "Münchner Stadtmuseum") que es el museo de la ciudad de Munich. Fue fundado en 1888 por Ernst von Destouches y está situado en el antiguo arsenal y caballerizas Municipal. La exposición incluye, entre muchas otras obras de arte, los famosos bailarines góticos de Morris , creado por Erasmus Grasser para la sala de fiestas del viejo ayuntamiento , y los planos originales de la Columna de María.

Y ahora, saliendo de Sebastian platz, llegamos al Schrannenhalle. En octubre de 2011, el Schrannenhalle abrió de nuevo sus puertas en el corazón del casco antiguo de Munich. En cierto modo, es una extensión del mercado de alimentos Viktualienmarkt, pero también tiene mucho de su propia identidad. Se ha convertido rápidamente en uno de las mejores direcciones para todos los amantes de los alimentos de delicatessen de calidad. La palabra alemana "Schranne" viene de la "scranna" italiano, que significa "maíz", y es aquí donde comenzó la historia de Schrannenhalle de Múnich.

En 1853 el Schranerhalle o mercado de cereales que estaba ubicado en la actual Marienplatz se trasladó hacia el Schrannenhalle actual. Bajo el encargo del rey de Baviera Maximiliano II al Ingeniero Franz Karl Muffat se diseña un edificio espectacular para el comercio de granos en el Viktualienmarkt. En un tiempo récord de tan sólo dos años, se completa el complejo cubierto de 430 metros de largo con dos edificios de piedra delanteros y un edificio central. En 1932 es destruido por un voraz incendio quedando abandonado casi por 50 años cuando el consejo de la ciudad decidió reconstruirlo. Despues de muchos idas y vueltas en el 2003 comienzan las obras para quedar formalmente reinaugurado en el 2005.

Al lado del Schrannenhalle. se encuentra Der Pschorr. Esta posada es el lugar de encuentro para los locales, para aquellos que han optado por vivir en Munich y tambien para los turistas ávidos del ambiente muniques. En un ambiente agradable se puede disfrutar de una excelente cerveza, un nuevo enfoque de la cocina de Baviera y un servicio amable. En verano, el ajetreo y el bullicio del mercado pueden ser seguidos desde el patio con una cerveza en la mano.

Y ya del otro lado de la cerca del Wirtsgarden (jardín ecológico) del Der PSchorr aparece el final del recorrido, el colorido y famoso Viktualienmark de Munich.El Viktualienmarkt es un mercado de viandas situado en el centro de Múnich. Tiene una superficie de 22.000 m² en la que 140 vendedores ofrecen flores, frutas exóticas, caza, carne de aves, especias, queso, pescado, zumos y otros productos. Los puestos del Viktualienmarkt abren de lunes a sábado. El mercado evolucionó desde su origen campesino hasta el actual mercado de delikatessen que recibe la visita de los turistas además de la de los muniqueses.

El nombre del Viktualienmarkt proviene de «Viktualen», palabra alemana que comparte raíz con la española «vitualla», pues ambas provienen del latin «victus». El nombre original era «grüner Markt» (mercado verde) o simplemente «Markplatz» (mercado). La denominación Viktualienmarkt procede del siglo XIX, cuando la burguesía ilustrada latinizó la denominación.

El mercado tuvo sus orígenes en Marienplatz, donde los campesinos ofrecían productos frescos y cereales a los ciudadanos. A principios del siglo XIX, cuando este espacio se quedó pequeño, el mercado se trasladó a su ubicación actual, llevándose a cabo las demoliciones de varios edificios para dejarle espacio.

En el centro del Mercado se puede ver este Maypole que tiene varias figuras que muestrasn las artesanias y comercios regionales que se sirven en el mismo.Esta clase de palos es muy común en los paises y regiones donde han pasado la cultura celta, por lo que tambien se usan mucho en Baviera. Este palo de madera se remonta a tradiciones paganas y cuyo significado se ha perdido con el tiempo. Nos contaron que cada pueblo tenía un palo y si alguien lo robaba, para tenerlo de vuelta se debía montar una fiesta.

Desde el año 1975 esta plazoleta ha sido restringido a todos los automóviles transformandola en una zona peatonal permanente. En el mercado Viktualienmarkt se celebran numerosas actividades tradicionales y populares (por ejemplo el pesar a personalidades conocidas, la fiesta del arenque, el día de los cerveceros, de los jardineros, la fiesta del espárrago, la fiesta de verano, el baile de las verduleras el martes de carnaval, y otras. Por ello la plaza explota de gente tomando algo o disfrutando de alguno de los bocadillos frescos de este mercado de Munich.

En la Segunda Guerra Mundial el Viktualenmarkt quedó muy dañado por los ataques aéreos. Algunos ya pensaban en renunciar completamente a reconstruir el mercado y levantar edificios de varios pisos en sus valiosos terrenos. Con cuantiosos dispendios, la administración municipal devolvió la vida al Viktualienmarkt. Los ciudadanos de Múnich contribuyeron en 1953 al enriquecimiento de esta plaza muniquesa con fuentes conmemorativas para los cantantes folclóricos y cómicos Karl Valentin, Weiß Ferdl y Liesl Karlstadt, y más tarde también en honor de Ida Schumacher, Elise Aulinger y Roider Jackl. En 1969, durante los preparativos para los Juegos Olímpicos de verano 1972, se renovaron las casetas (en bávaro, Standl). A partir de la década de 1950, el Viktualienmarkt se fue transformando en un mercado de delikatessen.

Y ya terminado el paseo del día llegamos a un punto donde estuvimos ayer, la Iglesia del Viejo Pedro, de la cual ya hablamos ampliamente. Ahora a descansar porque mañana será otro día intenso en este viaje fantástico por la Bavaria alemana.

Comentarios 0

Sirvase dejar un comentario

El comentario será moderado antes de ser publicado

Formulario de contacto


 
www.000webhost.com