Comienzo del día y con ello comienzo de la aventura propiamente dicha en el país bávaro. Pero antes no hay que dejar de reconocer las bondades del descanso en la excelente elección hotelera que hicimos.

El Citadines Arnulfpark München es un apart hotel de una cadena hotelera que trabaja alrededor del mundo. En nuestro viaje a Japon la utilizamos en la ciudad de Tokio y quedamos mas que conformes asi que para este viaje y despues de mucho analizar la elegimos para Munich. Se encuentra ubicada a unos 1500 metros de la Hauptbahnhof (estación central) de trenes y centro neurálgico de la ciudad.

El departamento que nos dieron era perfecto. Living comedor con un precioso sofá cama donde dormiría Chesca, una habitación aparte donde dormiríamos con Gaby y Benito, cocina completa con heladera con freezer, baño completo con cuartito de baño de bidet y pileta independiente para poder usarse al mismo tiempo que se baña por otra persona. Todo está decorado con muy buen gusto y los hermosos ventanales daban a una plaza interior del complejo lo que le daba una tranquilidad extrema al lugar. Nuevamente Citadines altísimamente recomendable.

Bajamos a desayunar en un precioso hall del hotel donde entre pastelería alemana, panadería francesa, frutas, jugos, cafés, tes y algo de panceta y huevos revueltos terminamos totalmente satisfechos. Nuestra próximo paso era averiguar como llegar al comienzo de la aventura del día que era Marielplatz.

En la recepción del hotel nos atendieron mas que amablemente y nos indicaron que tomando el tranvía que paraba justo en frente se llegaba a Karlplatz y de ahi comenzaba el Alstadt donde caminando arribaríamos a Marielplatz. Otro detalle importante es que el boleto se saca ahí mismo en unas máquinas expendedoras de boleto que permiten varios idiomas, inclusive el español.Cabe aclarar que no en todas las estaciones estan las máquinas, en nuestro caso la estación justo frente al hotel era MarstraBe y no tenía máquina, la siguiente estación a dos cuadras, DeroystraBe si tenía, asi que caminamos dichas cuadras y sacamos un ticket grupal por el día completo.

Para terminar de darnos cuenta que estábamos en el primer mundo cabe aclarar de que el tranvía es de dos cuerpos y posee cuatro puertas de ingreso-egreso donde la primera y la última sirven de ingreso para discapacitados y para cochecitos de bebé, como el que teníamos nosotros. Por lo tanto se sube al tranvia(despues vimos que en toda alemania y en todos los servicios públicos de transporte es igual) con el cochecito abierto, con el bebé sentado en él, y se viaja comodamente sin tener que bajar al chico o desarmar el coche. ¡¡¡Y todo el mundo respeta ese lugar!!!

Obviamente nuestro primer viaje sacamos a Benito, cerramos el cochecito y subimos como haríamos en casa, pero al ver que todos subían con el cochecito abierto, fue la única vez que erramos el concepto.

Llegamos en diez minutos a la estación Karlsplatz. Para cruzar la calle desde la estación de tranvía y llegar a la plaza propiamente dicha tuvimos que bajar a la estación de transferencia del subte que está bajo la plaza y donde se halla actualmente una moderna galería comercial, que da acceso a varias paradas de trenes suburbanos y metro. Pese a estar soterrado, el centro comercial acoge numerosas tiendas de moda, souvenirs, alimentación, un supermercado, así como acceso a los grandes almacenes de la plaza.

Ahora hablando propiamente de la Karlsplatz podemos decir que es una de las principales plazas de la ciudad, que da acceso al centro histórico a través de la Karlstor. La plaza fue renombrada oficialmente en 1797 como Karlsplatz, por el duque bávaro Carlos Teodoro de Wittelsbach. Relativamente destartalada, al ser cruzada por una de las arterias de la ciudad (SonnenstraBe), desde ella parte la peatonal Neuhauser Straße, una de las calles más comerciales. Acoge asimismo una concurrida fuente, tanto en días cálidos de verano como durante el mes de diciembre, cuando pasa a convertirse en una pista de patinaje sobre hielo.

En una de las esquinas de la caótica Karlsplatz, se encuentra el Justizpalast o Palacio de Justicia de Múnich El Justizpalast o Palacio de Justicia de Múnich es un majestuoso edificio neobarroco construido entre 1890 y 1897. Es obra del arquitecto Friedrich von Thiersch, autor a su vez del Nuevo Palacio de Justicia muniqués. Cabe señalar sobre el lugar que es aquí, concretamente en su sala 253, donde se celebró en 1943 el proceso contra el grupo de resistencia antinazi la Rosa Blanca, el cual concluyó con la sentencia a muerte de sus seis principales componentes. Sigue siendo un espacio de uso judicial, además de sede principal del Ministerio de Justicia del Estado Libre de Baviera.

Desde la Karlsplatz vemos claramente hacia donde tenemos que ir. Un gran arco nos anuncia que estamos en presencia del comienzo del Alstadt, o ciudad vieja, y que atravezándolo podemos continuar el camino del tiempo y de la historia.

Durante la Edad Media Múnich estaba protegida por una muralla, pero la continua expansión de la ciudad provocó que en el siglo XVIII tuviera que ser demolida. Durante su periodo fortificado la ciudad contaba con cuatro puertas de acceso, de las que en la actualidad se conservan tres: Karlstor, Isartor y Sendlinger Tor. La que nos invita a traspasarla en este lugar es Karlstor y fue construida en el siglo XIV.

Originalmente, junto a la puerta había tres torres, la del centro, que también fue la más alta, fue demolida en 1861 después de la explosión de un depósito de pólvora en el interior. En el mismo año se inició la reconstrucción de la puerta de estilo neo-gótico, diseñado por Domenico Zanetti. Las figuras de bronce que adornan los arcos son de la vieja Fischerbrunnen colocado en la plaza Marienplatz y fueron esculpidos por Konrad Knoll en 1865.

Crazada la puerta de Karlstor avanzamos por la calle Neuhauser StraBe que es la calle principal de acceso a la ciudad vieja de Munich. Esta calle peatonal es la zona de cómicos y actores callejeros, en el verano y entre tantas edificiaciones milenarias se alzan las tiendas de las mas prestigiosas marcas actuales como el Oberpollinger, por ejemplo, que es una conocida tienda departamental en Neuhauser Straße en Munich . Es de Karstadt premium realizada por GmbH y es la mayor tienda por departamentos del sur de Alemania. El edificio fue construido en 1905 por Max Littmann en el estilo del historicismo en forma de Neogótico y es un edificio protegido.

Unos pasos mas allá nos encontramos con la Bürgersaalkirche que es la primera iglesia con que tropiezan aquellos viajeros que acceden al Altstadt, caminando, a través de la Karlstor. Es un curioso templo barroco dividido en dos alturas diferenciadas. Especial interés tiene la decoración de la planta superior. Construida a principios del siglo XVIII y arrasada durante la Segunda Guerra Mundial, la Bürgersaalkirche de Múnich pertenece a la Congregación Mariana desde su fundación. Desde 1778 y tras la consagración de altar, el lugar ha sido utilizado como iglesia. La fachada exterior es, asimismo, puramente barroca, pintada en rojo tierra y ocre.

En frente aparece Augustiner-Bräu Wagner KG que es la cervecería más antigua que todavía se encuentra en servicio en la ciudad de Múnich, Alemania. El nombre Augustiner-Bräu es, al mismo tiempo, la marca de las cervezas que en ella se producen. Por mandato del arzobispado de Frisinga y del duque de Baviera, los monjes de la orden agustina se establecieron a la entrada de la ciudad de Múnich, a partir de 1294. Por el año 1320 se terminó la construcción de su monasterio dentro de la muralla de la ciudad y, a más tardar en 1328, los monjes ya tenían una cervecería en servicio. En 1803, el Estado se hizo cargo del monasterio -incluyendo su cervecería- en el marco de una secularización, poco antes de su privatización y relocalización a la calle Neuhauser Straße. La casa matriz de entonces todavía puede ser visitada en el mismo lugar. En 1829, la familia Wagner adquirió la cervecería Augustiner. Las iniciales "J. W." del logo de la empresa hacen referencia a Josef Wagner, el hijo de la familia Wagner. En 1885 fue trasladada la matriz al edificio patrimonio histórico Kellerareal, en la calle Landsberger Straße.

Lo siguiente que aparece ante nuestros ojos caminando por Neuhauser Straße es la Iglesia Saint. Michael de Munich que es uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa en Múnich. Construida entre 1583 y 1597 por encargo del duque Guillermo V de Baviera, St. Michael Kirche es la iglesia renacentista más grande al norte de los Alpes. Fue erigida como una iglesia jesuita, como un gran centro espiritual de la Contrarreforma. En su espectacular fachada principal (actualmente en proceso de restauración) encontramos la figura del Arcángel Miguel, en una lucha contra el Diablo en forma de dragón. También otras esculturas de gobernantes de Baviera, entre ellos el constructor Guillermo V, o una figura de Jesucristo, en lo más alto. Por otro lado, acoge en su cripta las tumbas de algunos destacados miembros de la dinastía Wittelsbach, entre ellos el mismo Guillermo V de Baviera o Luis II, también conocido como Rey loco. Otra tumba visitable es la Eugène de Beauharnais, hijo de la primera esposa de Napoleón y Duque de Leuchtenberg, tras su matrimonio con la hija del rey Maximiliano I de Baviera en 1806.

Al lado de la Iglesia de San Miguel de Munich se encuentra la Alte Akademie de München. La Alte Akademie de Munich tambien llamada Wilhelminum, es un edificio del siglo XVI, posiblemente construido por Friedrich Sustris y ordenado por Guillermo V, duque de Bavaria. La universidad fue establecida entre 1583-1590. Tras la expulsión de los jesuitas en 1773 el edificio se convirtió en un acantonamiento para los cadetes del ejército. Desde 1783 hasta 1826, albergó la Biblioteca y Archivos de la Corte, y luego una escuela de pintura y escultura (de ahí la denominación de "Academia"). Entre 1826 y 1840, la Universidad Ludwig Maximilian tenía su domicilio temporal en el edificio. Después de una severa destrucción durante la Segunda Guerra Mundial (1944) fue reconstruido por Josef Wiedemann para albergar la Oficina de Estadística de Baviera.

Delante de este se ve la Richard Strauss Brunnen. La fuente de Richard Strauss recuerda al compositor más famoso de esa ciudad y se construyó en 1962 cerca de la entrada de la Iglesia de St. Michael. La fuente es un pilar de seis metros de alto hecho en bronce, con lo que si la ponen en España, la roban con toda seguridad para aprovechar el metal. En el pilar se pueden ver escenas de Salomé.

Siguiendo por la Neuhauser Straße vemos en una lateral el Polizeipräsidium München (Departamento de Policía de Munich) es parte de la Policía Estatal de Baviera . Consta de 7.100 oficiales y se encuentra en Munich . La sede se estableció el 1 de octubre de 1975 y se reorganizó como la policía de la ciudad (Stadtpolizei München) y en la esquina aparece el Deutsches Jagd-und Fischereimuseum ( alemán , traducido Caza y Pesca Museo Alemán) es un museo que exhibe objetos relacionados con la historia de la caza y la pesca en Alemania o en otros territorios que hoy pertenecen a la misma. Y ahora si a lo lejos ya se ve asomando la impresionante Marienplatz.

Y ahora si podemos decir que estamos en la increíble Munich. Monarca absoluto de todas las miradas en Marienplatz se alza el Neues Rathaus. Proyectado por el arquitecto Georg von Hauberrisser fue construido entre 1867 y 1908 con un recargado estilo neogótico. El Ayuntamiento Nuevo de Múnich (Neues Rathaus) es uno de los edificios más característicos y llamativos de la ciudad.

Esta edificación tiene más de 9000 m2 de superficie, de los cuales 7000 son construidos, como toda gran construcción neogótica que desbordan lo mundano con sus construcciones. Su fachada alcanza 100 metros de longitud y su torre central llega a los 85 metros de altura. Es obvio, que entre estos números colosales resulta sencillo imaginar las destacadas medidas de su construcción. Es posible visualizar, en su adornada superficie, gárgolas típicamente neogóticas, figurillas de niños, máscaras, dibujos alegóricos, temas propios de santos y motivos populares. Si hay algun acontecimiento deportivo que celebrar en Munich se hace en Marienplatz y los campeones asoman en el balcón mas famoso de la Neues Rathaus.

El Glockenspiel es una interesante atracción que forma parte del Nuevo Ayuntamiento, pues en su torre principal, y compartiendo con la figura oficial del escudo de Múnich (Münchner Kindl), está el quinto carrillón más grande de Europa. Todos los días desde las 11 o 12 del día se puede apreciar una maravilla sin igual, puse se presentan 32 figuras autómatas que representan complejos movimientos y escenas importantes de la historia de Múnich y de Alemania, acompañados de 43 campanas que pueden tocar hasta cuatro melodías. Además puede disfrutar de lapso de dos minutos a las 21 horas, cuando surge un guarda nocturno por la izquierda del mirador. Aparece cargando su alabarda y su candil, acompañado de sus perro dando inicio a su ronda nocturna. Actualmente, luego de una pausa resuena la melodía “Wiegenled” de Johannes Brahms, canción de cuna que da la bienvenida a los sueños nocturnos, así como la presencia de el Angel de la Paz Münchner Kindl, una vez recogidas ambas imagenes, Múnich puede dormir en paz.

En la esquina occidental del nuevo ayuntamiento de Múnich, podemos ver que sube un demonio de bronce con el nombre de “Wurmeck”. Cuenta la leyenda que en el tiempo de la peste, un dragón gigante volaba sobre Múnich tratando de arrojar su aliento venenoso sobre los habitantes de la ciudad. Es en este punto de la leyenda donde exactamente se representa la escena: el dragón esta llegando a la plaza de la ciudad Marienplatz. Para entonces el monstruo no contaba con el arrojo de los Muniqueses: ellos trajeron un gran cañón y mataron al animal de un solo tiro. Con ello salvaron a la ciudad de la peste.

Desde Marienplatz empezamos a divisar a otros emblemas de Munich aparte del Neues Rathaus. Al Oeste de la plaza asoma la FrauenKirche 1ue es un Símbolo de la ciudad. Las torres de la Catedral de Nuestra Querida Señora (Dom zu Unserer Lieben Frau) y sus cúpulas encebolladas dominan el centro histórico. La catedral, que sustituyó a la antigua iglesia románica construida en el siglo XII, fue encargada por Segismundo de Baviera y erigida por Jörg von Halsbach. La edificación empezó en 1468 y las dos torres se terminaron en 1488. La iglesia fue consagrada en 1494. Sin embargo, las famosas cúpulas de las torres no fueron construidas hasta 1525. Su diseño se inspiró en la Cúpula de la Roca de Jerusalén, que a su vez tiene influencias del arte bizantino. La catedral sufrió severos daños durante la Segunda Guerra Mundial; el techo fue destruido y una de las torres sufrió importantes destrozos. La restauración más importante del edificio se llevó a cabo después de la guerra y ha sido terminada en diferentes etapas, la última en 1994.

Hacia el sur de la plaza Marienplatz se eleva otro de los grandes hitos de Munich, el mirador de la Iglesia de San Pedro, la iglesia mas antigua de Munich de la que ya hablaremos mas adelante. Edificio medieval completamente reconstruido, el Antiguo Ayuntamiento cierra Marienplatz por el este. A menudo es confundido con el Nuevo Ayuntamiento, dado su aspecto impecable. Tras haber sido testimonio de importantes episodios históricos, hoy en día acoge el Museo del Juguete. El origen del Altes Rathaus se remonta a 1310, si bien fue rediseñado en el siglo XV como un edificio de estilo gótico tardío, influenciado ya por el Renacimiento. Como tantos otros inmuebles muniqueses, fue destrozado en la Segunda Guerra Mundial y reconstruido por completo posteriormente. Fue la sede consistorial hasta 1874, cuando ésta fue trasladada al Neues Rathaus, actual Ayuntamiento en la misma Marienplatz. Su Grand Hall fue testigo, el 9 de noviembre de 1938, del discurso del ministro nazi de Propaganda, Joseph Goebbels, que dio lugar a la tristemente célebre Noche de los Cristales Rotos.

Gobernando el centro de la plaza Marienplatz se eleva el símbolo mas grande de Munich...la columna de Maria en Marienplatz. La Marienplatz (Plaza de Santa Maria) es la plaza principal de Múnich, y es su verdadero corazón, aquí tanto los habitantes como los turistas pueden gozar de un paseo, sorber una cerveza o dedicarse al shopping. La plaza fue concebida por voluntad de Enrique el León en el interior de una plan de arreglo de la entera ciudad. Hasta el 1807 la plaza quedó destinada al desarrollo del mercado en particular del trigo y de la sal, y tomó el actual nombre cuando los ciudadanos de Múnich afectados por una epidemia de cólera, invocaron la ayuda de la Virgen Maria para que los protegiera. Durante siglos la plaza fue teatro de los mayores acontecimientos públicos. En el 1638 vino erecta una columna de mármol, la Mariensäule (Columna de la Virgen), para conmemorar el fin de la invasión sueca al acabar la guerra de los Treinta años. La estatua dorada de la Virgen, que se remonta al 1590, obra de Hubert Gerhard, tiene en la base de la columna cuatro amorcillos que son representados en el momento de derrotar el hambre, la guerra, la peste y la herejía. Otro elemento decorativo de la plaza es la Fischerbrunnen (fontana del pez), construida entre el 1862 y el 1865 por obra de Konrad Knoll. La fuente fue reconstruida en 1954 después que vino enteramente destruida por los bombardeos de la Segunda guerra mundial.

Los cuatro pequeños y valientes héroes, que se sientan en las cuatro esquinas de la columna de María, se defienden con espadas y lanzas contra todo tipo de criaturas extrañas. Los valientes querubines intentan derrotar desde hace siglos los cuatro males de la humanidad: La serpiente representa la herejía, el dragón el hambre, el león la guerra y el basilisco (la serpiente con cabeza de gallo) la peste.

Ya era el mediodía pasado y el team estaba con hambre. Pispiendo por Marienplatz vimos un lugar que nos llamó la atención por dos cosas, la impresionante vidriera de cosas dulces que tenía en la puerta y la cantidad de gente que ingresaba y salía. Me fijé si había lugar abajo y estaba full full, subí una escalera amplia caracol lateral y el 1er piso era mucho mas amplio y con lugares libres, asi que tomamos el toro por las astas y decidimos hacer el break del mediodía ahi....Rischart café de Marienplatz.

Lo primero fue tratar de que Benito comiera algo decente como almuerzo asi que tuvimos la suerte de que el mozo nos entendiera que era para el gordo los fideos y los trajo solo con caldito. Benito fascinado comió con ganas, primer problema solucionado. Despues llegó el momento del resto que habíamos optado por no almorzar y pasar directamente a un ataque furioso a la vitrina de tortas. Ya culminado el atraque culinario seguimos el recorrido turístico, saliendo de Marielplatz por el este y cruzamos el Altes Rathaus para llegar a la esquina de SparkassenstraBe y Tal donde emerge altiva la famosa Heiliggeistkirche.

La Heiliggeistkirche o Iglesia del Espíritu Santo se ubica a unos metros de Marienplatz junto al mercado de Viktualienmarkt. Es un templo de origen gótico, erigido en el siglo XIV junto al hospicio del mismo nombre y remodelado completamente a posteriori. Aunque es una de las más antiguas de la ciudad –su origen exacto se remonta a 1327–, su aspecto interior responde a la remodelación a la que fue sometida en el siglo XVIII. En concreto, fue reformada entre 1724 y 1730 y decorada con frescos barrocos obra de los hermanos Asam. En 1885, la Heilig-Geist-kirche fue nuevamente reformulada tras la demolición del hospicio. De esta época data su aspecto exterior, de inspiración barroca. Como la inmensa mayoría del centro histórico muniqués, la Heilig-Geist-Kirche fue seriamente dañada por los bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Fue sometida a una intensa rehabilitación y su interior fue restaurado en la década de los 90.

En frente de la Heilig-Geist-Kirche está el Sparkasse München Hauptfiliale (Casa Central del Banco Stadtsparkasse München), Al otro lado de ella comienza el mercado de Viktualienmarkt, del cual hablaremos mas adelante cuando lo visitemos abierto y explotando, y en frente de este se alza otro símbolo del Alstadt o Ciudad Vieja de Munich....La Peterskirche o Iglesia de Pedro.

La Iglesia de San Pedro se ubica en el centro de Múnich, y es considerado como el edificio más antiguo en la ciudad y llamado por los habitantes como “Alter Peter” (Viejo Pedro). Esta iglesia conserva un estilo renacentista en el diseño, generado por la cantidad de reconstrucciones que tuvo desde su casi destrucción por la Segunda Guerra Mundial. Esta iglesia fue consagrada el 17 de mayo 1294 por el obispo de Freising Emicho. Antes de que Múnich sea fundada en 1158, ya se ubicaba sobre una montaña una pequeña capilla. Esta construcción, originariamente románica, databa del siglo XI, recién en el año 1294 se realizó la primera reconstrucción gótica a las instalaciones, después de ello y para la segunda mitad del Siglo XIV, le siguió una segunda. Para el Siglo XVII se construyó una torre renacentista con un alto campanario y un nuevo coro al estílo bárroco.

Por el lado izquierdo mirando desde Viktualienmarkt hay callecita preciosa que rodea la Iglesia de San Pedro, un lugar paradisíaco para tomar algo al sol un domingo. Los muros de la Iglesia de San Pedro estan decorados con placas recordatorias en homenaje a esta iglesia colocadas en distintos siglos.

Uno de los puntos más interesantes de la iglesia es su torre de 91 metros de altura a la que se puede acceder para disfrutar de uno de los mejores miradores de la ciudad. Lo que hay que tener en cuenta es que son 306 escalones de madera, donde de a ratos pasan los turistas que suben y los turistas que bajan al mismo tiempo y hay que turnarse para usar las estrechas pasarelas.

Con un tremendo esfuerzo, Chesca se quedó a 30 escalones agotada por el esfuerzo, llegamos a la cima de la torre. Confieso que me tomé un descanso profundo antes de salir a ver las vistas de Munich desde aquí. Temí que me diera un ataque al corazón ahi mismo pero fu recuperando el aliento. Ahi si sali a ver esta preciosa ciudad desde el aire y las vistas me volvieron a dejar sin aliento. La panorámica inmejorable del centro histórico, con el Neues Rathaus o Nuevo Ayuntamiento y la catedral en primer plano pagó con creces el grandísimo esfuerzo. También se avistan el resto de barrios, con el río Isar, el parque Olímpico o el Allianz Arena al norte.

Agotados de tanto esfuerzo bajamos nuevamente a la calle para tomar por Rindermarkt. Volvimos a pasar por Marienplatz para sacarnos unas pics dedicadas con la Mariensaüle(La columna de Maria). Ahora llegaba el turno de probar con ¡Otro mirador!

Aprendimos la lección asi que esta vez el mirador elegido era el del mismísimo Neues Rathaus,pero por ascensor. En el interior del Neues Rathaus en su centro hay un patio cervecero que en verano explota, hoy con tanto frío, solo es apto para turistas audaces.Desde el patio interior se logran fotografías preciosas de las delicadas construcciones que se llevaron a cabo para su emplazamiento.

En el interior del Neues Rathaus se encuentra uno de los restaurantes mas emblemáticos de la ciudad el Ratskeller. El restaurante Ratskeller se encuentra en la gran sótano del Neues Rathaus (nuevo ayuntamiento) edificio que domina la plaza Marienplatz. Aunque el Neues Rathaus es relativamente joven (unos 100 años), es una pieza clásica de la arquitectura gótica y este tema se realiza a través de el restaurante Ratskeller - que hace que sea una gran experiencia culinaria. Puede elegir una mesa en la sala abierta o encontrar un pequeño nicho escondido en uno de los pasajes adyacentes. Aparte del restaurante del sótano, el Ratskeller también tiene una terraza al aire libre que se encuentra en un patio en el centro del edificio Rathaus.

Por la módica suma de 2 euros se sube al emblemático mirador del Nuevo Ayuntamiento de Munich. Como ya dijimos, a diferencia del Viejo Pedro, este mirador se accede en un cómodo ascensor hasta los 85 metros de altura de la torre. Desde allí arriba las vistas son parecidas al otro mirador pero podemos apreciar la torre de la Peterkirche y donde estuvimos parados nosotros un ratito antes.

Y ahora a seguir recorriendo el Alstadt. Caminamos por la calle WeinstraBe vamos viendo rincones mágicos a cada paso. Espiamos a la Frauenkirche por una callecita lateral preciosa, nos asombramos con la magia del tranvía en la calle MafeistraBe hasta llegar a la puerta del restaurante Zum Franziskaner lugar de degustación de cerveza Spaten-Franziskaner-Bräu GmbH.

Y ahora llegamos a la famosa Max Joseph platz. Max-Joseph-Platz es una gran plaza en el centro de Munich , que fue nombrada por el Rey Maximilian Joseph. Esta plaza sirve como punto de partida el oeste de la avenida real Maximilianstraße y fue realizada con la construcción del Teatro Nacional de Munich en su lado este, que fue inaugurado en 1818. Frente a sus columnas corintias en el lado oeste hay casas de clase media y sobre el lado norte está enmarcada por la Königsbau de la Residencia de Munich . El rey Luis I de Baviera ha instruido a su arquitecto Leo von Klenze para construir las vías del Rey en el sur de su palacio en el estilo del florentino Palazzo Pitti . La fachada del Teatro Residenz está situado entre el Königsbau y el Teatro Nacional.

El sur de Max-Joseph-Platz está dominado por las arcadas neo-renacentistas del antiguo Palacio Toerring-Jettenbach, una mansión de estilo rococó que se origina a partir de 1747. El Ospedale degli Innocenti en Florencia sirvió como modelo para sus columnas. El monumento Max-Joseph Denkmal antes del Königsbau fue creado en medio de la plaza como un monumento para el rey Maximilian Joseph por Christian Daniel Rauch y realizado por Johann Baptist Stiglmaier. Sólo se reveló en 1835 ya que el rey había rechazado ser eternizado en posición sentada. Después de la Segunda Guerra Mundial se construyó un garaje subterráneo debajo de la Max-Joseph-Platz, su pasarela altera el aspecto neoclásico de la plaza.

El Teatro Nacional o Nationaltheater München en la plaza Max-Joseph en Múnich es un teatro de ópera y sede de la Bayerische Staatsoper u Ópera Estatal de Baviera bordeando la Maximilian Strasse. Después de que el primer teatro, encargado por el rey Maximiliano I de Baviera y diseñado por Karl von Fischer, que se inauguró en 1818 con "Die Weihe" de Ferdinand Fränzl, fuese destruido por el fuego en 1823, se reconstruyó y reinauguró en 1825. Este segundo teatro, diseñado por Leo von Klenze, incorporó rasgos neogriegos como puede verse en su pórtico.

Flanquea un lado de la plaza el palacio conocido como la RESINDENZ un gran edificio perteneciente a los WITTELSBACH, la familia que gobernó Baviera por más de 600 años y cuya fachada se encuentra actualmente en restauración. Mas allá se ve la calle VISCARDIGASSE famosa por haber sido conocida como la "Calle de los Tramposos" ya que por allí se iban aquellos que no querían entrar a ODEONPLATZ y hacer el obligatorio saludo nazi.

El Palais Toerring-Jettenbach se encuentra en Max-Joseph-Platz opuesto a la Residenz de Munich. De estilo Rococo fue construido entre 1747-1754 por Ignaz Anton Gunetzrhainer para el conde Ignaz von Törring. A unos pasos de éste palacio aparece la Altes Munze (La vieja casa de la moneda). La Casa de Moneda vieja en Munich fue diseñado por un arquitecto desconocido (posiblemente de Augsburgo) y construida entre 1563-1567 en el casco antiguo de Munich detrás de la muralla de la ciudad norteña en un lugar de casas medievales y sirvió originalmente para los establos ducales y las colecciones de arte de Albert V, duque de Baviera .

Unos metros mas allá de la Altes Munze y conectadas por un arco en el ala norte nos encontramos con el Alter Hof. La Antigua Corte fue residencia imperial durante el reinado de Luis IV, el primero de los emperadores germanos que dio la Casa de Wittelsbach. Hoy en día conserva solamente algunos de sus elementos históricos, como la célebre Torre del Mono.

El Duque Luis II de Baviera la convirtió en su residencia en 1255 y Luis IV en residencia imperial durante su reinado en el Sacro Imperio Romano Germánico, entre 1328 y 1347. Posteriormente sería substituida como palacio real por la Residenz. Tras la última intervención arquitectónica, acoge modernas oficinas y establecimientos comerciales, que combina con elementos patrimoniales. Sus orígenes se remontan a los primeros días de la ciudad, en el siglo XII, aunque como la inmensa mayoría de los inmuebles históricos en Munich, fue destruida en la Segunda Guerra Mundial.

Salimos por el Arco de salida de la Alter Hof o Antigua Corte hacia la calle BurgstraBe. Un lugar que respira a cada paso historia y que nos remite en cada mirada al medievo de una manera muy especial.

Finalmente llegamos a la esquina de MunstraBe y OrlandostraBe donde nos encontramos con dos emblemas de la ciudad, uno histórico como es la Hofbrauhaus y otro moderno como el Hard Rock Café. Primero y motivo proncipal de nuestra visita era ir a la Hofbrauhaus.

La Staatliches Hofbräuhaus es una de las más famosas cervecerías de Múnich, de Baviera, de Alemania y del mundo.Se ubica en la zona vieja de la ciudad y sus orígenes de remontan a 1589 cuando el Duque Guillermo V de Baviera la estableció como proveedora de Weissbier a la familia Wittelsbach. El público general fue admitido en 1828 por decreto del rey Luis I de Baviera y en 1896 se trasladó la fábrica de cerveza a Haidhausen.

En septiembre de 1897 se inauguró la nueva sede diseñada por Max Littmann. El hall principal alberga 1,500 personas y en el subsuelo se halla uno más pequeño para 1,000. Además tiene un Biergarten en el centro del local que en verano es la delicia de la cervecería. Se calcula que visitan sus salones unas 3500 personas al día, generando unas ganancias que superan los diez millones de euros anuales. A lo largo del tiempo se ha convertido en una de las atracciones turísticas más importantes de la ciudad. Particularmente durante el Oktoberfest, la cervecería se convierte en uno de los centros más visitados de Múnich.

La cervecería se convirtió en el centro de la vida pública y política de Múnich, contando con importantes personajes como Lenin como clientes asiduos. Su importancia como lugar de reunión en el mundo de la política convirtió la cervecería en testigo de importantes acontecimientos como la proclamación de la "República Soviética de Múnich” . Fue lugar de reunión de Hitler, cuando aún no era el führer que aterrorizó el mundo y donde declaró el Programa de los 25 puntos por el que pasaría a regirse el partido nazi. La cervecería quedó completamente destruida durante los bombardeos de 1945 y varios años después, en 1958 se inauguró la construcción actual.

Dentro de las más famosas cervezas están: la Augustiner, la Schneider, la Franziskaner y la Spaten, acompañadas de exquisiteces como salchichas, carnes asadas, codillos, purés; todo a precio razonable, nada más que 7 euros el litro de cerveza y 10 euros cualquiera de los platos para degustar. — Con Chesca Mar, Gabriela Izarra y Gladys Hernandez en Alemania.

Y ahora nos tocaba ir a un clásico de nuestros viajes el Hard Rock Café. Como en Berlín teníamos la intención de ir a comer al Hard Rock de allá, al de Munich solo fuimos a por nuestros souvenirs clásicos...mi remera City Tee y la púa dije para Chesca. Despues seguimos paseando por PfisterstraBe para terminar el dia caminando por la calle Tal que nos guiará hasta la famosa segunda puerta medieval que queda en pie....Isartor.

Ya habíamos visto Karlstor en la mañana temprano y ahora llegábamos a Isartor. El Isartor fue construido en 1337 en el ámbito de la ampliación de Múnich y la construcción de la segunda muralla entre 1285 y 1337 que se completó en el marco del emperador Luis IV. El Isartor es hoy la única puerta medieval de Múnich, que ha conservado su torre principal y la restauración en 1833-1835 por Friedrich von Gärtner recreó las dimensiones y cerró la apariencia a la estructura original. Los frescos, creados en 1835 por Bernhard von Neher, representan el regreso victorioso del emperador Luis después de la Batalla de Mühldorf en 1322.

Ya volviendo para el hotel captamos este precioso edificio en la esquina de Sendlinger StraBe y Rindermarkt llamado Ruffinihäuser. El Ruffinihauser es un grupo de tres casas en el casco antiguo de Múnich . Fue construido por Gabriel von Seidl entre 1903-1905 y lleva el nombre del Ruffiniturm ("torre de Ruffini", demolida en 1808), que a su vez lleva el nombre de Johann Baptista Ruffini . El Ruffiniturm formó parte de la original Sendlinger Tor y por lo tanto era parte de la primera muralla de la ciudad de Munich. La casa de tres lados que bordea las calle Sendlinger y Pettenbeck se encuentra en lo que fue la terraza fluvial del primer foso medieval fortificado.

Este es un sitio prominente en virtud tanto de ser un lugar histórico y de que marca el punto de transición entre el núcleo más antiguo de la ciudad y su primera expansión en el siglo 13. La Oficina Bávara de Preservación de Monumentos describe al edificio como "arquitectura romántica nativa en el mas alto estado de interpretación". Y asi terminó nuestro primer día completo en Munich y se podría decir tambien de Alemania recorriendo y turisteando como a nosotros mas nos gusta

Comentarios 0

Sirvase dejar un comentario

El comentario será moderado antes de ser publicado

Formulario de contacto


 
www.000webhost.com